Orange que te quiero verde, that's Poeticah

The Visual Poetry of Poeticah explores the boundaries between poetry, languages, and traditional with computer visual art.

The Free Culture Page - Give the living family of art the freedom it deserves.

Sangre del campo Sangre del campo fue mi padre Para la gente que no lo conocía mi padre siempre tenía ojos cafés oscuros como el café Folgers que disfrutaba Pero sus ojos reflejaban cielos claros cuando en casa lo veía platicando con sus amigos cazadores acerca del venado grande que se escapó Yo no vi ese venado En su lugar vi rincones estériles en las palabras vacías lejos en mis libros de la escuela Sangre de la resaca corría por mi padre Sus ojos reflejaban lodo de ondas verdes onditas del sol rosado en la charca que se formó detrás de nuestra casa cuando el huracán Beula sació el Río Grande sediento Sus manos hábiles hacían balsas de madera y chapopote Ahora no se podía escapar Nosotros mi padre yo mi primo flotábamos sobre esas ondas verdes y onditas de la puesta del sol nos frotábamos entre pieles aceitosas y frescas de bagres luchando y ranas retorciéndose comíamos bagre y ancas de rana recién freídas Esa charca era sereno soñoliento de la madrugada Mi padre tenía sangre del chaparral Colores primaverales del mesquite amarillo verde del cenizo plateado morado del nopal amarillo verde del huisache anaranjado plateado floreaban de Sus ojos Con frecuencia cuando estaba en mis estudios mi padre estaba Lejos de mí cazando con sus amigos Las palabras de mis estudios agobiaban mi cabeza Los números irritaban mis ojos No Los números las palabras nomás mensajeros Mi sangre gris casi nunca se abrillantaba las pocas veces que caminábamos en la labor o en el rancho Ahora el rostro de mi padre emerge se sumerge en la niebla azul gris Quizás si trato de penetrarla Entraré en la sangre campesina de estos ojos cafés Pero esa niebla me hiela profundamente La oportunidad me abrazará cuando este mundo gire sin niebla <<Writings>>